CAPILLA DE ADORACION PERPETUA

qqq

La adoración Eucaristica es adorar la divina presencia real de Jesucristo, Dios y hombre verdadero, en la Eucaristía.

Adorar es la relación natural del hombre con Dios, de la creatura inteligente con su Creador. Los hombres y los ángeles deben adorar a Dios. En el cielo, todos, las almas bienaventuradas de los santos y los santos ángeles, adoran a Dios. Cada vez que adoramos nos unimos al cielo y traemos nuestro pequeño cielo a la tierra.

Nuestra Capilla de Adoración Perpetua está abierta las 24 horas del día, 365 días por año. Una capilla siempre abierta, para quienquiera llegar a cualquier hora del día o de la noche, es como los brazos siempre abiertos de Jesús, dispuesto a acoger a todo hombre.

El motivo que hace única a la Adoración Perpetua es que el Señor sea adorado incesantemente y que la iglesia esté siempre abierta.

En efecto, en una capilla de Adoración Perpetua, los adoradores rezan a toda hora del día y de la noche, elevan alabanzas, súplicas, acción de gracias, bendiciones y rinden honor al Señor como comunidad.

Los adoradores que se suceden día y noche ofrecen un gran testimonio de fe que ayuda e interpela al mundo, atrae a quienes están en la búsqueda de Dios y llama la atención a quien está lejos del Señor para que se acerque a Él.

La capilla de la adoración perpetua es la fuente de agua viva que quita la sed de vida, es un faro en la noche del mundo, es la puerta al Cielo que permanece abierta. De ella se derraman gracias, beneficios y conversiones.

Puedes venir a nuestra Capilla cuando quieras, está siempre abierta.

Mejor aún, inscríbete como adorador. Comprométete a venir una hora a la semana, de día o de noche, cuando los desees. El Señor no debe estar nunca solo.

 

Testimonios de jóvenes

Testimonios de adultos

Testimonios de familias

 

¿Cuánto adoradores hay inscritos en cada hora de la semana? Mira este cuadro y te servirá para elegir Tu Hora Santa